s

Nullam id dolor id nibh ultricies vehicula ut id elit. Aenean eu leo quam. Pellentesque ornare sem lacinia quam.

732/21 Second Street, Manchester,
King Street, Kingston United Kingdom

(65)323-678-567
(65)323-678-568
info@photographytheme.com

Pi Fb In Fl

José Salvador Caballero

“Cuentan que un hombre de la ciudad fue un día al monte. Embriagado por el olor a tierra fértil se dejó llevar. Que sintió el abrazo de los pinos y bailó con ellos y que el aire, a su vez, le fue susurrando los pasos para llegar al punto más alto de aquel lugar.

Dicen, que allí mismo, pisó con firmeza la tierra como si al hacerlo, mágicamente, brotaran raíces de sus pies y se hundieran en ella. Entonces contempló aquel regalo de la Naturaleza: El cielo azul, inmenso, salpicado de nubes blancas. El paraje rodeado de verdes árboles y una mezcla de tonos marrones: el claro de la tierra y el oscuro de las cepas.

Extasiado por aquella imagen, por su olor y sobretodo, por la ilusión que había brotado en su corazón, aquel hombre de la ciudad supo que ese lugar lo eligió como compañero.

 Y así hizo.

La amó.“

 

La vida nos pone momentos o situaciones delante para que revisemos en qué punto nos encontramos.

Es difícil explicar o definir qué hace que tomemos una decisión y no otra porque las tomamos en función a muchas variables. Aunque haya un detonante muy explosivo o más de un vaso que se desborda, al final… se trata de un conjunto de pequeñas cosas, esas que recuerdas de siempre y que no sabías por qué las guardabas en tu memoria y  que en ese momento comprendes para qué las recordabas. Esas son las que hacen posible que todo cambie, que todo evolucione.

“… Recuerdas que te hace feliz pasear entre las cepas…

… Recuerdas que te gusta aprender…

… Recuerdas que lo pasas bien inventando…”

Hoy, cuarenta años después, el hijo de aquel hombre de la ciudad, Jose Salvador es quien abraza esa tierra, la sostiene y la muestra al mundo. Lo hace a través del fruto que ella le entrega, la uva: garnacha y monastrell.

Elabora un vino de modo artesanal. Es un vino valiente, que empieza de cero. Se hace llamar “un vino que se cuenta” porque los cuentos son inocencia e ilusión, porque transmiten valores y ayudan a crecer.

En Finca la Hoya entre cepas, vientos, risas y besos volvimos a recordar que la vida es ilusión y que vivirla es cosa de valientes.

¡Hasta pronto!

¡Muchas gracias familia!

 

 

 

Post a Comment

A %d blogueros les gusta esto: